viernes, 26 de mayo de 2017

CAMINO HACIA ´´LA ANGOSTURA´´...

Enclaustrada entre un cerro azul
y el arroyo ´´cañaveral´´,
tiene mucho màs que mostrar;
me encanta esa piel tostada
de mujer blanca,
cara fresca con capullitos de pecas,
lozanía que no eclipsa alguna mancha;

Son ardientes,
soñadoras,
con trigales y amapolas
en labios rosas que ríen;
y en su aroma que enriquece
disfrutas su panorama,
al dente y agreste a la vez,
de un cuerpo de puras ramas,
naturaleza que implora,
ansias consumadas,
besos que enamoran...

sábado, 20 de mayo de 2017

VOCES DEL YAQUE DEL SUR...

Capataz incansable,
rival de aquellos mares
donde tus aguas te abandonan;
mas,
a profundidad se siente
el batir de tus manglares;

Camino hacia tus orillas
buscando esas aguas por
alocados senderos;
entre entuertos, curvaturas,
salves que se oyen del cielo;

Te defienden los pantanos
y cayucos navegando
de un serpentear que embelese;
ríen silbantes los colores,
y entre ramas, 
los amores reverdecen;

Asechan tus carnívoras plantas,
espinas que en alabanza,
misteriosas,
sin razón,
aleve me hieren
y me exclaman,
¡vete de aquí, forastero!,
dejando allí en mi sombrero
la esperanza,
mi carga llena de aperos
y mi roto corazón...

jueves, 18 de mayo de 2017

¿HICE ALGO MALO...?

Pregunta la resaca moral, principal enemiga del alcohol luego de una alianza traviesa, insólita, cònsona, como el amor que embriaga y no permite ver las señas, las pinceladas, los remilgos; te deja dormid@, y, al despertar, sientes el sabor amargo y el agridulce de un placer fugaz.

¿Hice algo malo?, no, cuando saboreabas el trago sòlo tratabas de seguir el curso de la sociedad, ya toda es murga; lucìas entonces sofocado, pues por màs que tratabas de alcanzar los cambios, ella caminaba rauda y veloz; no le pisabas los talones, pues de pronto decidiste no seguirla a ese pantano exótico; jurabas que no existías ya, inmerso en un sueño, no de alcohol, sino de realidad inefable...

domingo, 7 de mayo de 2017

SUEÑOS DE DOMINGO...

Caminaba por senderos de sueños, inmerso en laberintos; era su vida un reciclaje visto con ojeriza y risas; pensaba, que hacer repases obedecía a lo bueno que fue la primera vez, pues cómo anda un cuerpo adulto vacío de memorias?, parecería un alma que arrastra un cadáver y es monitoreada por una sociedad cada día más literal; ¡oh gavilán audaz!, que vives cruzando pantanos y tus alas manchadas enseñas; es ir y venir tu vida, es tu felicidad si sueñas; observa la mujer de sus años, su primer amor, quizás; y aquella que, aunque menos realidad, le dispensó dulces besos, placeres y desengaños; entonces se siente entre el cerezo, y entre montes que, traviesos, le enseñan la libertad...

sábado, 29 de abril de 2017

EL PÈSAME TARDÌO...

Mejor que nada, sobre todo, si es de la mujer amada, la que tu olfato nunca borró, flor de loto que abonó mis suelos de amor a ultranza...

domingo, 23 de abril de 2017

Y POR ÙLTIMO...

Maldito sea el soldado robotizado, que usa su poder extrìnseco contra uno de sus iguales; es como conspirar contra la Patria misma. ¡Dios mio!, què nos hicimos los hombres de esta tierra?, se nos fue el tiempo ensimismados, entre la civilizaciòn y la tecnologìa, ocultos en la polvareda que dejaron los caballos de la libertad y el decoro...

¡LLEGÓ, LLEGÓ, LLEGÓ LA GUARDIA...!.

Esa expresión intimidaba en los tiempos de un Estado fuerte. ´´La guardia es la guardia´´, como cuando de los camiones ´´Catarey´´, la bocina impresionaba y las luces iluminaban las primeras horas de la mañana. ´´Llegó la guardia amarilla´´, decían los hombres de trabajo, ´´los mejores amigos de Trujillo´´, quienes en cuclillas, con sus manos callosas, entre el soleado y renegrido del tabaco y café, observaban correr entre montes, conucos y trillos a individuos ataviados de un crema encendido, cartucheras, cantimploras en sus cintura, y fusiles con bayonetas. Pasaban de soslayo, pues se sabía quiénes promovían los focos guerrilleros apadrinados por Venezuela y Cuba. 

Esta guardia de hoy no asusta a nadie, sólo a haitianitos y venezolanos irregulares que están bajo la responsabilidad de los incontrolables, sí, unos Estados Unidos que libra la lucha más hipócrita contra una delincuencia que tiene asidero en el narcotràfico, donde mueren los chiquitos; es necesario, pues asì se mantiene el valor y el precio de la mercancía debido al riesgo, y, por ende, la ilegalidad.

Si se quiere controlar la migración, que se cumpla con la ley; ayer vi con indignación cuando con ´´mucha autoridad´´, se sometía a la obediencia a un haitiano, y quien más se mostraba vehemente, era un soldado que lucía más haitiano que el arrestado mismo, porque a algunos de ellos los criamos aquí, y, además de mal agradecidos, se convierten en perros de presa de su propia sangre.

¡La fiebre no está en la sábana!, admitamos que tenemos nuevos incontrolables, los que manejan el negocio de los siglos y por los siglos, la droga, los Estados Unidos, y los que desde aquí, genuflexos y narigoneados, se comprometen social y políticamente con ese bajo mundo, ese que contribuyó a matar los ideales, el comunismo, las culturas, en fin, la autodeterminación de los pueblos.

Existió un tiempo en que un solo guardia, y hasta un solo alcalde, llevaba arrestados a grupos de delincuentes, sin miedo a escapes, muchas veces sin armas, porque en ellos, guardia y alcalde, se expresaba la autoridad del Estado. ´´A la sombra de un Estado débil sólo medran los osados, los atrevidos, delincuentes, y se ven desatendidos los hombres de buena voluntad´´, dijo Máximo Gòmez.

¡Libérate pueblo dominicano!, oh Estado de debilidad, y usa tus organismos de inteligencia para que junto a tus policías y guardias busquen la raíz del rábano; llènate de valor intrínseco y soberanía, y, como la mar, saca la basura que está dentro...