miércoles, 16 de agosto de 2017

BEMOLES DE LA RESTAURACIÒN...

Admitido por los màs connotados historiadores dominicanos, la anexiòn tuvo sus raìces en la imperiosa necesidad de una logìstica que siguiera enfrentando la sorpresiva y flamante condiciòn militar haitiana. ¡Claro!, ellos, los haitianos, por sì solos, no podìan fortalecerse al extremo que lo hizo para entonces, y de màs està decir, que el enemigo natural de España era Francia. La matrìcula de Segovia, del cònsul español Josè Marìa de Segovia, la cèdula que cambiaba nuestra identidad, en sus principios fue vista como normal por hèroes y no hèroes. ¡Y obvio!, la restauraciòn tambièn tuvo que triunfar en sus raìces raciales con lìderes como Gregorio Luperòn, hijo de la haitiana liberta, doña Nicolasa Duperòn (con D); Ulises Hilariòn Hereaux Lebert, hijo de los haitian@s Dassa Hereaux, marinero mercante, y de doña Josefa Lebert, liberta.

Aceptan algunos estamentos historiògrafos, que el ilustre santiaguès Ulises Francisco Espaillat, vicepresidente del primer gobierno de la restauraciòn junto al presidente Pepillo Salcedo, hijo de español, incidiò en su muerte a travès del haitianizado Gaspar Polanco, de ´´Corral Viejo´´, Montecristi, a quien sustituyò en la presidencia de la repùblica; entretuvo a nuestro patricio Juan Pablo Duarte y Dìez, hijo de español y dominicana, como cònsul en Curazao, con el ùnico objetivo de mantenerlo lejos de las reglas de juego, y, a su muerte, de ostracismo y soledad, le impuso a la familia una pensiòn que nunca recibieron...

viernes, 28 de julio de 2017

¡AÙN ESPERO POR TI...!.

¡Buscad y os hallareis!,
¡Pedís y os se te dará!,
mas, el sino del amor,
que es la vida,
de por sì està definido;
no debe buscarse,
pues tropiezas con sus vibras
como misterios de camino;
lo encuentras en la sombra
inesperada,
después de atravesar el umbral
de un candente sol,
ese que te hace ver la flor
convertirse en un capullo
cuando pasaste a mi lado;
de tu sonrisa la sin razón,
primavera intempestiva,
amor alado que lleva abierto
el corazón...

sábado, 22 de julio de 2017

ANSIEDAD...

¡Oh insomnio quejumbroso,
insomnio fatal!;
pero si el vivir no sòlo
es estar despierto,
airoso,
también es dormir
y soñar...

miércoles, 19 de julio de 2017

TRÀNSFUGA DEL TIEMPO...

Para poder vivir;
es menester resistir
las inclemencias de
un tiempo,
que nos somete,
portento,
a su maldad opresora,
pues del pasado se añora
esas tardes con aurora
y el alba ausente que hoy llora
su siniestro devenir;

Me empuja la sociedad
a una rutina inaudita,
ya no son las mañanitas
esperanzas,
devociòn;
ya muriò el canto del rìo,
y aquellos amores mìos
que susurran en cosechas;
sòlo leyes,
letras muertas,
rosas secas sin amor...

martes, 11 de julio de 2017

MOTIVOS PARA LLORAR...

Hay fechas que se hacen ominosas, es la vida, ese once, ese par de uno, juntos, que le ofrece a mi existencia episodios tormentosos, pero, es el péndulo, para otr@s nacen las flores y amores, vuelan mariposas de colores y nace la libertad; once, que te haces realidad entre símbolos ortodoxos mundiales de torres y de maldad, hoy me señalas con tu cara de terror, me arrebataste la flor que fue mi felicidad, ¡oh madre, hace seis meses, ya...!!.

sábado, 8 de julio de 2017

¡HOLA SÀBADO; HOLA TOD@S...!.

Bonito día para
retrotraerse al tiempo,
a ese amor que ya va
lejos;
aquell@s hij@s pequeños
que en el azul de sus sueños
arrullaba entre mi pecho;

Hermoso día para decir
¡te quiero!,
a ti,
a quien tanto anhelo
mientras me estás
leyendo...

martes, 4 de julio de 2017

RETRATO DEL PASADO...

En el ´´Palo Alto´´ de las palmeras, aún existentes, el olor a tierra mojada se mezclaba con el de las pisadas de las recuas que esparcían las suelas de sus monturas; huellas de amor y silencio debajo del gran flamboyàn, màs distante del ruido de los vagones cañeros que viajaban raudos en sus líneas ferroviarias candentes; encanto de árbol enrojecido que dejaba caer sus flores pesadas por el agua; camino agreste que lleva carretas escandalosas, celosas del silencio meloso de un amor desapercibido y absorbido en cada beso mojado por gotas de caliente rocío pertinaz; sitio en que conocimos la paz y la gloria, y que asoma a la memoria, por aquellos tiempos, allá...